CASI ME MUERO CON LA NOTICIA: LINA CASTRILLON

Por: Carlos Garzón

La actriz Lina Castrillón se llevó tremendo susto en medio de las grabaciones de la serie "El Bronx" del Canal Caracol, en la que interpretó a la capitana Carmen Andrade.

Seria, estricta y bastante disciplinada, estas son algunas de las características de la capitana Andrade, una mujer que vive corriendo de operativo en operativo con el fin de capturar a los hombres y mujeres que hacen de las suyas en la terminada calle del Bronx.


Para Lina, este proyecto fue un verdadero reto pues tenía que estar en constante movimiento físico, una situación que la llevo a tener mareos y nauseas cuando finalizaba grabaciones y llegaba a su casa.


"Nadie se dio cuenta de mi embarazado ya que no tuve barriga; lo único que me pasó fue que comencé a engordar y entonces todo el mundo comenzó a preguntarse por qué me estaba "hinchado"(risas)".


A los cuatro meses de gestación decidió contarle a la producción pues no quería correr riesgos, así como le pasó una vez cuando perdió a dos mellizos que venían en camino, según cuenta: "La producción fue supergenerosa conmigo, me apoyó y me dio la mano".



Su mayor susto pasó a otro plano. "No mataron a mi personaje (risas) e hicieron algo con él que no puedo contar. Lo bueno es que terminé mi embarazo y la producción como yo quería: con los mejores cuidados y siendo todo un éxito", agrega.


"Yo pensaba que esos mareos eran por la carga dramática de mi personaje durante el día o por la lloradera que tenia en varias escenas", cuenta.


Pero la realidad era otra, Lina se encontraba embarazada. "Cuando recibí la noticia ¡casi me muero!, porque no lo estaba buscando con mi esposo, ni me lo esperaba. Yo no sabía que hacer, si contarle a la producción o no, estaba confundida porque, además, yo ya sabía que venían escenas muy fuertes con mi personaje y en las que debía tener un buen estado físico", revela la actriz.


No quería que con su noticia personal, en la serie mataran a la capitana Andrade. Estaba feliz, dando lo mejor de sí, demostrando otra faceta profesional.



EL MEJOR REGALO: