"CASI NO QUEDO VIVA PARA CONTARLO" ANA VICTORIA BELTRÁN.

ANA VICTORIA BELTRAN tuvo tantas complicaciones durante y después de su embarazo, que la tuvieron entre la vida y la muerte. Hoy presenta oficialmente en VEA a su hija LAURA SOFIA de un mes de nacida.

Con el pasar de los años, la recodada Daniela, de padres e hijo, había perdido las esperanzas de casarse y tener hijos. Pero hace dos años la sorprendió, y en un evento social conoció a Leonardo, quien a los tres meses de noviazgo le propuso matrimonio y a los seis meses se convirtió en su esposo.


Inmediatamente empezaron a planear a su bebé, porque la actriz quería ser madre antes de los cuarenta. Al poco tiempo recibieron la emocionante noticia, "Yo estaba feliz, pero me dio muy duro, vomité todo el tiempo. La gente dice que los tres meses uno deja de hacerlo, pero no fue mi caso".


A los dos meses de embarazo, mientras participaba en una feria, en la que promocionaba su línea de productos naturales, tuvo el primer susto. "Estaba atendiendo a una señora y sentí una descarga líquida, me miré y estaba llena de sangre. Casi me muero del susto, mi mamá se puso a llorar y todos comenzaron a orar".


Ana Victoria asegura que su hija es un milagro de Dios, porque en medio del caos llegó un medico a hacerle un tacto y le dijo que tenia el cuello uterino abierto, eso básicamente significa que hay un proceso de aborto. "Mientras iba en la ambulancia hubo una cadena de oración tan grande por parte de mi familia, que cuando llegué a la clínica y me hicieron de nuevo el examen el cuello estaba cerrado. Fue algo increíble".


A raíz de esta complicación tuvo que suspender varias actividades, y atender el consejo de que le dio su hermano acerca de cuidarse y tomarse el tiempo necesario para proteger su salud y la de su bebé. En medio de los vómitos constantes, el dolor de cabeza, el azúcar alto, la incomodidad para dormir y algunos problemas con la presión arterial, ella seguía disfrutando de tan anhelada etapa en su vida.