SEBASTIAN CARVAJAL "EN EQUILIBRIO PERFECTO"

POR ESTOS DÍAS, EL ACTOR BUMANGUÉS CONTINÚA ACELERANDO CORAZONES COMO EL DOCTOR CARLOS PÉREZ EN ENFERMERAS Y PROBANDO SUS DOTES CULINARIOS EN MASTER CHEF CELEBRITY. EN SU FACETA MÁS DIVERTIDA Y AUTÉNTICA, Y DE REGRESO A LA SOLTERÍA, NOS CONTÓ CÓMO EMPIEZA EL 2020 Y LO QUE VIENE PARA SU VIDA.

De risa fácil y espontánea, este es el estado más común del actor SEBASTIAN CARVAJAL, a quién vemos interpretando al Dr. Carlos Pérez en la producción de RCN. Un hombre apasionado por su trabajo que, a pesar de las vicisitudes de la vida, sigue creyendo y luchando por el amor. Sebastián llegó a conquistar con su talento y versatilidad a miles de colombianos, quienes a través de redes sociales reconocen y aplauden su labor. "Este personaje ha sido un reto muy importante; la preparación fue muy ardua porque fueron cerca de tres semanas metido en un hospital haciendo mi trabajo de campo. Gracias a Dios, la novia de uno de mis mejores amigo es residente interna y me asesoró".


El 2020 lo inicia lleno de proyectos y de vuelta a la soltería, pues en diciembre del años pasado terminó su relación con la bella presentadora Mónica Molano, con quién duro más de un año. Al preguntarle por este tema, el actor prefiere hacer caso omiso y no dar ningún tipo de declaraciones.


¿Cómo son esas horas compartiendo con el equipo actoral y de producción?


Fue lo máximo. Desde el primer día que empezamos las grabaciones, todos somos como una gran familia; se siente mucho ese amor y esa generosidad en el set. Siempre que hacemos una escena manifestamos nuestro punto de vista a nivel actoral de lo que queremos, de lo que podemos brindarle al otro y se logran escenas increíbles, entonces, gracias a Dios, es un gran equipo. Estoy muy feliz y agradecido de compartir con mis amigos de set, sobre todo por la oportunidad de estar con tan buenos actores, que día tras día me enseñan tanto.


¿Cuáles son tus colegas con los que más te diviertes?


Sin duda, Diana Hoyos. Todo el día estamos riéndonos, molestándonos, tomando del pelo, convirtiendo las escenas en comedia, a pesar de que esta producción es un drama. Desde el principio hicimos una muy buena amistad; detrás de cámaras somos muy buenos amigos y eso se nota en el se. La pasamos muy chévere. Con Viña también tenemos una relación extraordinaria. en realidad, con todos me la llevo muy bien, nos reímos muchísimo, el director que tenemos también es supercómico, entonces la armonía en el set es maravillosa.