EL ACTOR QUE TIENE DOS ESPOSAS

CARRELL LASSO, recordado por su aparición en "La Selección" y "La Esclava Blanca", nació en Cali y se crió bajo las costumbres del islam. En esta entrevista nos habla sobre su religión, su carrera, su nuevo hijo y sus dos esposas.

Muchos piensan que tiene ascendencia árabe, pero realmente Carrell y su familia son colombianos. Su padre se convirtió al islam cuando tenia 16 años, y luego su madre también tomó la decisión de adherirse a dicha religión. "Nací en una familia musulmana, y en mi adolescencia fui un poco rebelde, siempre estuve en la búsqueda de encontrar algo mejor que el islam. Estuve con personas de diferentes religiones, pero al final me di cuenta de que lo siempre había buscado estaba en mi casa".


A los 19 años, el actor caleño empezó a practicar su religión y a los 20 se casó con Fátima Halima Palta, una mujer católica que se convirtió al islam, luego de conocerlo. A los 21 fue padre por primera vez y su vida dio un giro radical. "Cuando Dios quiere un beneficio para un musulmán le da buena uan buena esposa y excelentes hijos, y ese fue mi caso. Yo era un muchacho loco y descomplicado. Cuando uno tiene una familia todo lo efímero del ego pasa a un segundo plano.

Carrell es músico de profesión y empezó su carrera actoral como extra. Para poder sustentar a su familia trabajaba dando clases de inglés, así que un día lleno de incertidumbre y con el apoyo de su esposa Fátima, decidió coger sus maletas para irse a Bogotá, en búsqueda del camino que le permitiera cumplir su sueño de ser actor. Tuvo algunas oportunidades, pero a los seis meses se dio cuenta de que su mujer estaba embarazada de nuevo. Regresó a Cali para proporcionarles la estabilidad económica, que como artista no tenía.


En el 2012 el panorama se aclaró cuando le salió su primera oportunidad grande en televisión: el personaje de Quiñones en La selección. Más adelante estuvo en La Esclava Blanca, Narcos, varios proyectos internacionales y hace poco terminó de rodar Mil colmillos, una serie de HBO.

NUEVO BEBÉ